Lisa Glad

Desde la primera vez que vine a la conferencia de Afirmación se sintió tal como si hubiera llegado a mi HOGAR. Esas eran personas quienes me comprendían, y personas que yo comprendía. Afirmación es un lugar como una gran carpa donde cada uno se apoya al otro donde sea que estemos en nuestro viaje de fe. Una amiga de mi hija estaba en crisis por tener que esconder su no-heterosexualidad porque estaba enseñando en una escuela pública de miembros SUD. Literalmente la arrastré a la conferencia, y desde la primera sesión que fuimos, su luz se encendió cuando conoció otros mormones no-heterosexuales que tenían desafíos similares. Afirmación ha bendecido tantas vidas.

Puedes leer el artículo completo aquí

Deja un comentario





000webhost logo