Ryan Flores

Ryan y su familia. Ryan es el chico de pelo violeta.

He vivido la mayor parte de mi vida en Twin Falls, Idaho. Es un pequeño, y bastante religioso pueblo. Soy como cualquier otro adolescente.

Cuando era más joven me dijeron que tú nacías de la forma que debías vivir y eso era todo. Dios te hizo así por una razón. No debes tener otros sentimientos. Se suponía que debías ponerte un vestido y que eso debe gustarte. Solamente creía que las cosas eran de la manera que debía ser, y que no podía hacer nada para cambiarlo. Eso fue hasta el año pasado.

Salí del closet. Mi «decisión» de salir no fue una decisión. Era cuestión de vida o muerte. Mi mamá estaba confundida. Pero ella hizo lo que cualquier madre haría. No lo entendió, pero siguió amándome.

Fui a una reunión de PFLAG (Padres, familias y amigos de lesbianas y gais) y me invitaron a una conferencia de Afirmación.

No tenía absolutamente ni idea en qué me estaba metiendo, o que podría ser una de las mejores cosas que me sucedieran en la vida. Afirmación me dio a mí y a mi familia, esperanza, de ver tantas personas exitosas construyendo un nombre para ellos mismos mientras estaban tratando de ser fieles a sí mismos. En el tiempo donde no sabía si podía seguir otro año, Afirmación me mostró que no solamente podía sobrevivir, sino que podía progresar.

Gané tanto apoyo y amor de cada uno. Afirmación fue más lejos y más alto, dándome una vida de experiencias ganadas, dejándome saber que a pesar de lo que algunas personas dicen, yo también pertenezco.

Leer el post completo aquí

Deja un comentario





000webhost logo